Agitación

JuveTube

Caja de Herramientas


Canarias Social

La República

Tercera Información
Galería

Escolares sin guagua en Mogan PDF Imprimir E-mail
Escrito por Comité Nacional   
Jueves, 03 de Marzo de 2011 14:45

La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias ha rechazado la petición de financiación de una guagua, realizada por las familias de los escolares de entre 3 y 12 años de edad, para trasladar a los niños hasta el centro de estudios en Mogán. La razón del rechazo ha sido que los escolares viven en un radio de 1900 metros y sólo se financian para distancias superiores a los dos kilómetros.

La situación actual para los hijos de las familias más humildes, que no han podido costearse el servicio privado de guagua, es el siguiente: deben recorrer esos 1900 metros a pie, dos veces al día, por un casco urbano donde la circulación resulta peligros, sin compañía de adultos, teniendo que cruzar siete cruces de los cuales sólo uno esta señalizado con paso de peatones, tres de estos cruces son rotondas y una de éstas es la conexión de Mogán con la Autopista GC-1. Por si esto fuera poco, los escolares deben pasar por una zona de ocio nocturno en el que en ocasiones se han cruzado con personas en estado de embriaguez. Además, la Policía Local de Mogán ha advertido que “un tramo muy deshabitado en que cualquier persona se puede llevar a los escolares engañados o por la fuerza”.

Los padres de los niños afectados han intentado que sea el Ayuntamiento de Mogán quien asuma los costes del transporte pero la concejala de Educación, Carmen Rosa Hernández (PP) les indicó que el Ayuntamiento no puede asumir el coste porque es competencia del Gobierno de Canarias.

Para la Juventud Comunista esta situación demuestra la falta de moral y sensibilidad por parte de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias. El rechazo a esta petición es inexplicable, principalmente por la situación de peligro real que sufren cada día estos niños, lo cual evidencia además la precaria situación económica de sus familias. Pero además, lo más curioso de todo esto es que niños que viven a sólo 400 o 500 metros de los afectados sí reciben el transporte escolar que les desplaza hasta ese mismo centro de estudios.